Perdonar…nos

perdon4

Escoge el camino virtuoso del perdón y de la reconciliación. De acuerdo con Leonardo B. Perdonar no es olvidar. Las llagas están ahí, muchas de ellas todavía abiertas. Perdonar es no permitir que la amargura y el espíritu de venganza tengan la última palabra y determinen el rumbo de la vida. Perdonar es liberar a las personas de las amarras del pasado, pasar página y empezar a escribir otra a cuatro manos, de negros y de blancos, del norte y el sur, de excluidos y solventes. La reconciliación sólo es posible y real cuando hay plena admisión de los crímenes por parte de sus autores y pleno conocimiento de los actos por parte de las víctimas. La pena de los criminales es la condenación moral ante toda la sociedad. Pero la sociedad como la conocemos hoy está en vías de extinción, la discriminación, el racismo, los odios, la exclusión de uno por otros es el pan de cada día, por eso la violencia es el recurso al que muchos recurren resguardados por ideologías y creencias.  No hay respeto por el planeta y se explotan los recursos sin contemplación, la contaminación es alarmante y poco se hace por remediar todo este desorden que tenemos como sociedad. Prima los intereses de los capitales. Las cosas, las gentes, la tierra solo sirven si generan dinero y este es el primordial objetivo de toda acción.

perdon7

Una solución a esta realidad supone un concepto ajeno a nuestra cultura individualista: el UBUNTU que quiere decir: “yo sólo puedo ser yo a través de ti y contigo”. Por tanto, sin un lazo permanente que ligue a todos con todos, la sociedad estará, como la nuestra, en peligro de desgarrarse y de conflictos sin fin y llena de intereses individuales o de un grupo político o económico especifico causando odios y resentimientos.

Es oportuno recordar las palabras de Mandela: “Yo luché contra la dominación de los blancos y luché contra la dominación de los negros. Cultivé el ideal de una sociedad democrática y libre, en la cual todas las personas puedan vivir juntas en armonía y tengan oportunidades iguales. Este es mi ideal y deseo vivir para alcanzarlo. Pero, si fuera necesario, estoy dispuesto a morir por este ideal”.

¿Por qué el mensaje de Mandela funda una esperanza en el futuro de la humanidad y en nuestra civilización? Porque hemos llegado al núcleo central de una conjunción de crisis que puede amenazar nuestro futuro como especie humana. Estamos en plena sexta gran extinción en masa. Cosmólogos como Brian Swimme y biólogos  como Edward Wilson nos advierten que, si las cosas siguen como están, hacia 2030 culminará este proceso devastador. Esto significa que la creencia persistente en el mundo entero, también en nuestro pais, de que el crecimiento económico material nos debería traer desarrollo social, cultural y espiritual es una ilusión. Estamos viviendo tiempos de barbarie y sin esperanza.

elperdon2

Queremos una sociedad que progrese, con más oportunidades, más equitativa con verdadera justicia y que conviva y respete la naturaleza y el medio ambiente, que mantenga un futuro para las próximas generaciones, comencemos a mirarlo de otra manera, mirémonos no como rivales si no como miembros diferentes pero necesarios para una sociedad equilibrada y pujante, sostenible.  El primer paso es perdonar y perdonarnos.

 

 

Temas Interesantes: Deja vu

‘déjà vu’

¿Quién no se ha preguntado qué sucede cuando se tiene un ‘déjà vu’ o la sensación de revivir una experiencia pasada?

dejavu 5

‘Déjà vu’ (en francés ‘ya visto antes’) es un fenómeno psíquico que se presenta en aproximadamente el 60-80% de las personas, algo que casi siempre es fugaz y puede manifestarse en cualquier momento, señala un estudio realizado por investigadores del Departamento de Neurociencia y Terapéutica Experimental de la Universidad de Texas A&M (EE.UU.).

“De acuerdo con muchos estudios, aproximadamente dos tercios de las personas han experimentado al menos un episodio de déjà vu en su vida”, dijo la doctora Michelle Hook. Los investigadores describen que este fenómeno es producto de un “problema técnico” en el cerebro, cuando las neuronas para el reconocimiento y la familiaridad permiten que el cerebro confunda el presente con el pasado.

Pero los casos de ‘déjà vu’ también podrían ser atribuidos a un “desajuste” en las vías neuronales del cerebro. Esto podría ser debido a que el cerebro está constantemente tratando de crear percepciones enteras del mundo que nos rodea con base en una pequeña cantidad de información sensorial.

La información sensorial viaja a través de múltiples vías para acceder a los centros corticales superiores del cerebro (áreas que juegan un papel clave en la memoria, la atención, percepción, etc.), y llegan casi simultáneamente a aquellos centros.

“Cuando una diferencia en el procesamiento se produce a lo largo de estas vías, la percepción se rompe y se experimenta como dos mensajes separados. El cerebro interpreta la segunda versión como una experiencia perceptiva separada, y por lo tanto la sensación de familiaridad inapropiada (‘déjà vu’) se produce”, explicó Hook.

dejavu 2

Tomado de actualidad RT.com

REFLEXIONES DE SEMANA SANTA

semanasanta2

Semana Santa, época para descansar de las tareas cotidianas del común de las personas, dejar y olvidar la oficina por unos días, alejarse y no sufrir por las labores escolares, pensar en desplazarse e ir a climas más cálidos, a la piscina, al parque a la finca o la casa campestre. Eso no está mal, pero si te confiesas cristiano, es decir seguidor de Cristo estas fechas son la época apropiada para meditar y revisar nuestro compromiso con el cristianismo. No es solo asistir y vivir algunos ritos llenos de hermosos significados y signos. Un verdadero cristiano tiene que experimentar esta semana tan especial para los seguidores de Cristo de manera más profunda, más real. Es la oportunidad de hacer un alto en el camino y evaluar cómo estoy viviendo mi fe, es decir mi compromiso con Jesús de seguir sus enseñanzas y de ser esa luz que irradie una manera diferente de vivir en medio de una realidad tan compleja y dispar como la que experimentamos en esta época.

Por eso, hablando de nuestro contexto, cómo es posible que un cristiano asista cumplidamente a los ritos y ceremonias de la semana santa y ponga cara de compungido pero no esté dispuesto a perdonar a su vecino. Cómo se explica que alguien pueda recorrer varios kilómetros haciendo una procesión como el “viacrucis” pero sea indolente frente al dolor de muchos desplazados e inmigrantes que no encuentran un sitio. Cómo podemos, en el caso de Colombia, que unos pocos con mucha alharaca y sitio en las portadas de los principales medios de comunicación hacer todo lo posible e imposible para que no se complete y se firme un proceso que termine con tantos años de guerra y de injusticias, aduciendo argumentos superfluos y malintencionados?, les pregunto es esto coherente en una persona que se dice seguidor de Cristo? Cristo prefirió la guerra a la paz? el odio y el rencor a la reconciliación? Jesús nunca puso los intereses de unos pocos privilegiados o de su pequeño grupo por encima del de la mayoría de la gente de su pueblo, por el contrario abogó por los más necesitados, por los excluidos y los despreciados.

semanaSAnta3

Entonces estamos siendo continuadores del mandamiento de Jesús de amar y servir a los demás? Estas son las reflexiones que deberíamos los cristianos hacer en esta semana. Podrían las cosas ser muy distintas y mejores si aplicáramos las enseñanzas de Cristo, si cambiamos el rumbo que le damos a nuestra fe, o mejor, si vivimos de verdad nuestra fe. Seguramente habría menos desigualdades, menos odios, más oportunidades y por tanto más progreso y solidaridad. Eso es lo que necesita el mundo cristiano para ser mejor, más coherencia y compromiso.

semanaSAnta5

Temas interesantes: Modernidad y Capitalismo

Las artes y los oficios son hermanos. Se trata, en ambos casos, de especialidades al servicio de la sociedad. Su propósito es hacer mejor la vida de los seres humanos, tanto desde el punto de vista material, como espiritual. Las artes y los oficios se consuman mediante el trabajo. Los que se dedican  a estos menesteres como profesión con la que ganan el sustento son, pues, tan trabajadores como un obrero industrial o un campesino o un empleado de oficina.

Arte es creación y creación es trabajo. El trabajo nos ha permitido ser lo que somos, el trabajo dentro de la sociedad de la que somos parte y en la que hemos alcanzado nuestra dimensión humana. La preservación y transmisión de la experiencia histórica acumulada, convertida en conocimiento y transmitida de generación en generación es lo que nos conforma. Un hombre aislado es nada. Esta circunstancia es la que nos ha llevado, históricamente, a tratar de perfeccionar las formas de relacionarnos dentro de la sociedad a la que pertenecemos. De esa necesidad surgieron los estados, los gobiernos, las leyes, las normas de convivencia, en fin, los elementos de orden de aceptación general. De lo anterior se desprende que cada miembro de la sociedad tenga determinados derechos y determinados deberes que son las dos caras de una misma moneda. No hay derechos sin deberes ni deberes sin derechos. El balance adecuado entre unos y otros es lo que produce el equilibrio, la armonía.

capitalismo5

Por circunstancias geográficas e históricas la sociedad humana no es homogénea, sino diversa. Como resultado de lo anterior se fueron formando diferentes culturas y lo que en una de ellas es válido, puede no serlo en otra. El proceso de globalización que comenzó a finales del siglo XV y se intensifica en nuestros días produce un intercambio cultural que puede ir acercándonos a valores compartidos que tendrán que enfrentar grandes intereses creados de aquellos grupos que detentan el mayor poder económico, militar, político y mediático.

Desde finales del siglo XVIII surgieron en Europa ideas que resaltaban valores individuales que debían ser patrimonio de todos los miembros de la sociedad. Las muy conocidas consignas de la revolución francesa de libertad, igualdad y fraternidad irrumpieron en un mundo dominado por el absolutismo y el oscurantismo. Pero esos valores son sujeto de diversas interpretaciones. Los grandes millonarios creen que la libertad es su derecho a ser lo que son, aunque el resto de los ciudadanos se vean obligados a una vida pobre o miserable. El anarquista no se cree sujeto a ley alguna y se proclama  con derecho a actuar sin sujeción a nada.  La igualdad también se interpreta de diversas maneras y el vago quiere ser considerado igual que el laborioso y el delincuente  igual que una persona honrada. La fraternidad parece ser el principio más claro, aunque hay quienes quieren reducirlo según diferencias étnicas o de clase social o creencia religiosa, etc.

Con su profundo estudio de la sociedad humana, Carlos Marx descubrió la esencia del funcionamiento del capitalismo europeo de mediados del siglo XIX. Si en un principio el dinero surgió como mercancía común aceptada para fijar el valor del resto de las mercancías y un productor vendía su producto para con ese dinero comprar otros productos, la relación mercancía-dinero-mercancía terminó siendo dinero-mercancía-dinero, o sea, invertir el dinero en producir mercancías para obtener más dinero. El dinero se convirtió en el objetivo de la producción capitalista y los que poseían más dinero en los más poderosos. El poeta español Francisco de Quevedo ya había advertido: poderoso caballero es Don Dinero. El capital financiero se fue imponiendo, surgieron las bolsas de valores y apareció una economía virtual levantada sobre la especulación sin relación verdadera con la economía real. Un gran casino en el que el uno por ciento de la humanidad juega los destinos del 99 por ciento restante, desangrándolo en guerras locales y regionales que pueden llegar a extenderse de modo global.

Ese es el mundo contemporáneo en el que los seres humanos tenemos que hacer nuestras vidas y tomar nuestras decisiones.

Los trabajadores del arte no escapan, no pueden escapar a la realidad mundial de la que son parte. Y hay que decidir si se está con el uno por ciento o con el 99.

Benito Juárez, el insigne Presidente indio de México, nos legó una máxima esencial para la convivencia humana: el respeto al derecho ajeno es la paz. Eso quiere decir que mis derechos deben tener en cuenta los de los demás, que mi libertad termina donde comienza la de los demás. Y eso es válido para las relaciones entre los Estados y de los individuos dentro de la sociedad. Vale aquí recordar aquella idea de José Martí acerca de que nada es un hombre en sí y lo que es lo pone en él su pueblo. No hay humanidad sin sociedad. Y esa relación entre el individuo y la sociedad está basada en normas comunes aceptadas. Los transgresores de esas normas tienen que responder ante los demás.

Por supuesto que todo evoluciona, incluyendo las normas. A veces, en una situación de grave crisis social, generalmente por el abuso de los que ejercen el poder, se produce una revolución para acelerar la evolución deseada por la mayoría de los miembros de la sociedad.

Hasta nuestros días, consideramos que la mejor forma de organizar la sociedad es la democracia, o poder del pueblo. Para que sea una democracia real –y no como la primitiva griega que excluía de ella a los esclavos y a las mujeres– la democracia actual debe ser participativa, además de electiva, controlada por las organizaciones sociales de la población trabajadora. Y esta amplia democracia tiene también sus normas de obligatorio cumplimiento para los ciudadanos.

En el mundo capitalista, basado en el predominio de la propiedad privada sobre los medios de producción y de servicios, el propietario de lo que sea impone sus condiciones, aunque también hay leyes generales que le fijan obligaciones. Pero lo esencial es que toda actividad productiva o de servicios se hace para el enriquecimiento del  propietario y según su criterio.

Este afán de ganancia rige también en la esfera del arte y la literatura. El dueño del dinero decide qué película se filma, que obra de teatro se monta, que música se ejecuta, etc. Los artistas se ven obligados a subordinar sus proyectos a lo que los dueños del capital decidan.

mafalda8

Tomado de Rolando López del Amo. Segunda cita Blog.

Homenaje: Maria Helena Rivillas

¡Amor con amor se paga!. Qué bonita esta frase para comenzar a asumir la partida de un ser que dejo huella imborrable con su historia. Una persona que tuvo respeto y valor, para asumir la vida. El sentimiento que hoy compartimos está vivo, porque despedimos provisionalmente a María Elena ya que contamos con la promesa de Dios que nos dice en su palabra: Hebreos 9:27 y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio.

Aceptar la muerte no es fácil, a pesar de saber que forma parte de la vida. Pero comprendiendo el amor de Dios, vemos que la partida siempre tiene un verdadero sentido, pues nos asiste el reino de Dios. Solo hay un protector que gobierna la vida de quien se la encomienda en sus manos; fue Dios quien siempre la ayudó, ya que María Elena fue una buena administradora del amor en su vida y por eso nos cuesta mucho más su desprendimiento terrenal.

Quiero compartir esta oración a Dios como alabanza en esta despedida, porque Él siempre escucha nuestros ruegos.

VEN AMADO JESÚS

Ven amado Jesús e invade este aposento con tu ungir; calma nuestro abatimiento, escucha nuestro ruego y dale protección a la familia, en esta realidad; ven y descánsanos de esta prueba dolorosa; dadnos consuelo, fortaleza y alegría, porque su espíritu ahora está junto a ti, reposando del martirio físico y gozando de una santa paz, que solo tu Espíritu Santo hace sentir.

Es admirable Señor ver como la llevaste a recorrer este camino de sufrimiento, con humildad y sencillez espiritual, dejándonos estupefactos su sosiego y optimismo ejemplar; tu amparo y gracia siempre la arropó y en ti se alegró sin queja ni lamento, confiada plenamente de lo que significaría el más allá.

El latido de su corazón recibió tu llamado amoroso y ella no pudo resistir la dicha de estar entre los fulgores de tu luz Divina, eterna y perpetua. Un remanso la llevo lentamente a apagar su antorcha, porque ese sentir de tu Divinidad era tan inigualable, que no deseaba lidiar con la vida terrenal.

Gota a gota sus labios se humedecieron de un manantial que le sabría a las mieles de tu dulcísimo amor y ese fue el que le hizo inhalar en un solo suspiro tu esencia fogosa, para seguir viva toda una eternidad.

Dichoso es el reino tuyo Señor y tu bondad, que en la debilidad levantas del dolor a quien confía en ti, y no desprecia lo sagrado. Tu amor nunca se esconde porque palpitas como Dios viviente en el día y en la noche y permaneces velando el dolor humano; por eso ella sí que supo vivir. Ven y toca también esta pena que nos deja su partida; calma la tristeza que nos hunde y úngenos de tu amor también, que estamos tristes cuando deberíamos estar dichosos, porque en el silencio de su alma, ya conoce tu luz.

Ven amado Señor, que necesitamos de tu compañía; requerimos descansar de esta prueba de tan largo viaje, para comprender cuánto vale el toque de tu amor. Hoy quiero agradecerte la extensión del tiempo, mientras fuimos recorriendo cada mañana la esperanza de un nuevo amanecer; días prolongados solo por tu voluntad, pues conocías nuestros deseos más profundos, amor con amor se paga. Gracias Señor. Amen

Consuelo

++++++++++++++++++++++++

Maria Helena, el ejemplo de tenacidad y fortaleza, de amabilidad y presteza. Que disfrutes de tu nueva vida!

OR